martes, 21 de octubre de 2008

Hoy la vi otra vez...


¡Maldita sea! ¿Por qué me la tuve que encontrar? Justo cuando pensaba que ya no me dolía: que ya la había olvidado.


Hoy la vi otra vez, desde lejos. Sólo me sonrió y me dijo adios con la mano (¿lo habría hecho si yo no le hubiera sonreído primero?) depués una última mirada y una última sonrisa. ¡Maldita sea! ¿Por qué mi corazón casi se detuvo al verla? Otra vez: ¡Maldita sea!.


A mi me gusta reírme de la vida y creo que hoy la vida se rió de mi. Espero no volver a encontrármela antes de que por fin la haya olvidado por completo... no, mejor no, mejor espero encontrármela antes de que se me olvide y decirle que sigue en mi corazón o... mejor no. ¡Maldita sea, no sé ni lo que quiero!
Y mientras el corazón me sigue latiendo raro, como inquieto o enojado, tal vez triste o extrañando.


En fin, ya pasará... espero.

1 comentario:

Arkana dijo...

Hey, no dejes solo el changarro y ya posteate algo, ¿no?.

Saludos =).





Por cierto, quita la palabra de verificación, si de por sí soy lenta, con esto, ps imagínate jijiji.